martes, 17 de noviembre de 2009

XVIII Congreso Latinoamericano de la Ciencia del Suelo

DISCURSO
Acto Inaugural XVIII Congreso Latinoamericano de la Ciencia del Suelo

Dra. Eugenia M. Flores
16 noviembre 2009.


Muy buenas tardes.

Dr. Carlos Henríquez, Presidente de la Sociedad Latinoamericana y Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo.

Señora Laura Bertha Reyes, Secretaria de la Sociedad Latinoamericana de la Ciencia del Suelo.

Ingeniero Mario Coto Carranza, Presidente de Colegio de Ingenieros Agrónomos de Costa Rica.

Ingeniera Floria Bertch, Presidente del Comité Organizador de este Congreso.

Dr. Felipe Arauz, Decano de la Facultad de Agronomía.

Señoras y Señores asistentes a este Congreso.

Comienzo por dar una muy cordial bienvenida a todos los visitantes extranjeros que nos honran con su presencia esta tarde.

Es interesante como una ciencia que se origina en el siglo XIX, asociada al desarrollo agrícola, cambia y amplía el ámbito de acción, conforme avanza el conocimiento científico y tecnológico. Si bien la productividad agrícola y la seguridad alimentaria continúan siendo áreas prioritarias, el reconocimiento de la importancia del suelo en otros procesos como el ciclo del carbono y el cambio climático, la contaminación y el funcionamiento del ecosistema terrestre, influyen sobre la agenda de investigación en el presente. La ciencia del suelo es un ejemplo evidente, de cómo un área científica se adapta a prioridades cambiantes, a avances tecnológicos que permiten nuevos enfoques de investigación que enfatizan en los procesos y el modelaje matemático, permitiendo una amplia gama de aplicaciones del conocimiento que poco a poco se va generando.

Así, por ejemplo, el modelaje matemático permitió una comprensión clara y cuantitativa de los ciclos de nutrientes como el carbono y el nitrógeno y permitió comprender cómo los agroquímicos se movían a través del suelo. También condujo al estudio de procesos de nivel de rizosfera, permitió identificar la función de poblaciones de microorganismos en el ciclo de nutrientes, usar organismos específicos para caracterizar la plasticidad de los suelos al daño producido por contaminantes. El uso de sistemas de información geográfica (GIS) condujo a numerosas aplicaciones ambientales y ecológicas, incluido el lixiviado de nitratos y emisiones de óxido nitroso en suelos agrícolas, así como el potencial ecológico de suelos para conservación natural.

Tradicionalmente dedicados al estudio de suelos en asocio con la agricultura en el pasado, hoy ustedes, profesionales en las ciencias del suelo, desempeñan una función preponderante en la sostenibilidad del planeta, pues su quehacer abarca desde la identificación y protección de áreas ambientalmente críticas que sostienen la vida y la diversidad del ecosistema, hasta el tratamiento de la basura; desde el manejo óptimo del suelo para aumentar la productividad, hasta el manejo del suelo para garantizar la calidad del agua, evitando la sedimentación, la erosión y la contaminación; desde la restauración y biorremediación de suelos degradados, hasta la sostenibilidad del uso; desde la información radiométrica, hasta la modificación de suelos para nuevos usos.

El avance científico y tecnológico, la interacción multidisciplinaria y la internacionalización de los grupos de investigación, también han conducido a reorientar políticas públicas; ejemplo de ello son los recursos hídricos, el uso de agroquímicos y la constante renovación de las normas de calidad para garantizar la inocuidad alimentaria.

Este XVIII Congreso Latinoamericano de la Ciencia del Suelo ofrece un magnífico espacio para que los científicos de Iberoamérica y de otras latitudes discutan información científica actualizada y compartan inquietudes y experiencias. La importancia social, económica y ambiental de la ciencia del suelo es indiscutible y creciente; por ello, el aumento de la capacidad de innovación y el desarrollo de tecnologías de punta en esta área del conocimiento, debe servir de guía a quienes participan en este encuentro.

Por último pero no menos importante, es el carácter educativo de este Congreso, la participación de niños y jóvenes, que van a retroalimentarse de su conocimiento y van a adquirir la motivación necesaria para relevar a las generaciones que hoy tienen la responsabilidad de realizar investigación y enfrentar las políticas públicas.

Hoy yo quiero, sinceramente felicitar, no sólo a la Asociación sino a todos los organizadores por la exquisita preparación y el gran trabajo y todo el empeño que pusieron en que este evento sea un éxito.

Mi sincera felicitación a todos por estar aquí presentes y espero que el éxito colme todo el esfuerzo que ustedes realizan esta semana.

Muchas Gracias.





Floria Bertch, Presidente del Comité Organizador, explicó a la Ministra la participación que tendrán los niños y jóvenes durante el Congreso.



Mario Coto Carranza, Presidente de Colegio de Ingenieros Agrónomos manifestó su agradecimiento al MICIT por el aporte al Congreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada