martes, 1 de noviembre de 2011

La ciencia convoca a adultos mayores y sus familias en Feria Científica


  • La III Feria Científica del Adulto Mayor, organizada por la UAM, abre sus puertas para mostrar 37 proyectos de adultos mayores de todo el país

San José, sábado 29 de octubre, 2011. Insectos comestibles, repelentes naturales y máquinas creadas a partir de desechos, tienen un punto en común: además de ser investigaciones científicas innovadoras, fueron concebidas de la experiencia de decenas de adultos mayores de cada rincón de Costa Rica.

Estas y más ideas y proyectos se reunieron hoy en el gimnasio de la Universidad Americana (UAM), organizadora de la feria, en San Pedro de Montes de Oca.

El Viceministro de Ciencia y Tecnología, Keilor Rojas, participó en la inauguración de la actividad, junto con Rosa Monge, rectora de la UAM; Margarita Pérez, directora del Área de Educación de esta universidad y coordinadora de la feria; Fernando Trejos, Alcalde de Montes de Oca.

“La unión de todo este esfuerzo experiencia no tiene precio. El país tiene grandes brechas y en actividades como esta vemos que la ciencia puede solucionarlas”, indicó en su discurso el Viceministro. “El país necesita que compartan sus experiencias, especialmente con los más jóvenes, porque tenemos el reto de hacer crecer al país con más científicos e ingenieros, y ustedes tienen la experiencia que puede contagiarlos”, agregó.

La coordinadora de la feria, Margarita Pérez, explicó que este evento nació como un trabajo comunal universitario (TCU), y ahora es una tradición en la UAM. Con la de este año, la Feria Científica del Adulto Mayor celebra su tercer edición.

“Unimos la necesidad de los estudiantes del área de ciencias de aprender a hacer ferias científicas con tomar en cuenta al adulto mayor y todo el conocimiento que tiene, y como resultado tenemos esta feria”, indicó la coordinadora.

Pérez explicó que, entre los alumnos de la UAM, se les propone el coordinar un proyecto con un adulto mayor, que puede incluso ser de su propia familia. Así, el espacio familiar se vive intensamente en estas actividades.

“Durante unos cuatro meses, que es lo que dura la preparación, el estudiante o el grupo de estudiantes ayuda a preparar el proyecto, y al final lo expone en esta feria con el adulto mayor”, agregó.

Hoy, los 37 adultos mayores que participaron del mismo número de proyectos recibieron una medalla y un certificado de premiación, así como un recuerdo elaborado por los propios profesores de a UAM. “Todos son ganadores”, comentó Pérez.

Innovación y ciencia en la tercera edad. Ana Lorena Montoya, de Guadalupe, le explicó a los asistentes a la III Feria Científica del Adulto Mayor cómo desde la intención de cocinar arepas surgió su interés por investigar las propiedades alimenticias de los gusanos Tenebrio molitor.

“Un día encontré una bolsa de harina que se había puesto mala, y vi que había como telarañas en ella. La puse en una pecera para observarla, y vi cómo poco a poco iban creciendo unos gusanos que se convirtieron en insectos. Investigué en el Museo de Insectos de la Universidad de Costa Rica y en el Instituto Nacional de la Biodiversidad (INBio), y allí me informé sobre la posibilidad de alimentarse de estos insectos”, comentó.

No en vano, su mesa tenía exquisitas bocas a base de pupas de este gusano.

Así como ella, Fidelia Pereira, de 65 años y proveniente de Ciudad Quesada, mostró una pequeña cosecha de vegetales cultivados con la técnica de hidroponía en su jardín, a bajo costo y aprovechando tarros viejos.

“Para mí lo importante es tener en la casa lo que necesito; no tengo que ir a comprar ni culantro, ni lechuga, ni tomate; es un medio de economía, de que podamos tener lo necesario en la casa, sin necesidad de comprar las cosas en el mercado”, explicó.

José Manuel Biamonte, por otra parte, enseñó cuáles eran posibles usos medicinales y alimenticios de los hongos, y decoró su puesto con varias muestras de estos.

Además, Gerardo Fernández, un antiguo profesor de Artes Industriales, demostró un triturador de plásticos hecho con materiales de desechos de equipos mecánicos, como alternativa para reducir el volumen de este material. Asimismo, entre otros, Francisco Rodríguez explicó cuáles son posibles usos del madero negro, un árbol que crece en casi todo el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada