lunes, 26 de octubre de 2009

Costa Rica ya tiene ganador de Desafío Intel

Lunes, 26 de octubre, 2009.
Un plaguicida hecho con sustancias extraídas de las raíces de las pomas le valió a David García Gómez el primer lugar de Desafío Intel América Latina, edición Costa Rica.
Este es un concurso que promueve el emprendedurismo en estudiantes universitarios y forma parte de las diferentes iniciativas que tiene el país para promover el espíritu empresarial en las nuevas generaciones.
El joven biólogo representará al país en la final latinoamericana el próximo 30 de octubre, y competirá contra los vencedores de Argentina, Colombia, Chile y México. De estos cinco representantes los mejores tres viajarán a California a mediados de noviembre para competir en el "Reto al Emprendedurismo Tecnológico".
De los 18 proyectos que se inscribieron a nivel local, seis llegaron a la final, y de estos, el jurado designó al producto Goldroot con su empresa Natural Vitro S.A como el proyecto ganador de esta primera edición.
Los jueces destacaron la calidad de la innovación así como la energía y el entusiasmo de emprendedor que demostró David García. De igual manera, se entregó una mención honorífica al grupo MasterMed, los cinco estudiantes crearon un software para determinar cómo reaccionan los diferentes medicamentos al combinarlos entre estos.
Además de Goldroot y MasterMed, también llegaron a la final, un dispensador de impresiones, un plaguicida hecho a base de bacterias de hongos, un menú electrónico y un insecticida para matar cucarachas.
En esta edición, Desafío Intel contó con el apoyo del Instituto Tecnológico de Costa Rica.
En la ceremonia de premiación, que se realizó esta mañana en las instalaciones de Intel, participaron la Vicerrectora de Docencia del TEC, Geanina Ortiz, y la Ministra de Ciencia y Tecnología, Dra. Eugenia María Flores.

Discurso pronunciado por la Ministra de Ciencia y Tecnología
Dra. Eugenia Flores


Es una gran satisfacción asistir al anuncio del ganador de la competencia Desafío Intel en nuestro país y no es sorprendente que sea precisamente esta compañía, originaria del Valle del Silicón, la que patrocina este evento, con la colaboración del Instituto Tecnológico de Costa Rica. La innovación y el emprendedurismo son las que han conferido a las empresas de este emporio de riqueza, la elasticidad para adaptarse al cambio y sobrevivir con éxito en un entorno sumamente competitivo.
Siempre he dicho, que al establecerse Intel y otras compañías de índole similar en Costa Rica, trajeron con ellas una nueva cultura, una nueva forma de hacer las cosas. Este concurso para promover el emprendedurismo en jóvenes universitarios es una iniciativa más para estimular la creatividad de nuestros estudiantes, para enseñarlos a diseñar planes de negocios de proyectos que desean poner en marcha. El ganador de Costa Rica competirá con los ganadores de México, Argentina, Chile y Colombia. Los escogidos a nivel regional representarán a América Latina en la competencia de negocios para jóvenes universitarios más importante del mundo; esto es, la IBTEC, o sea, la competencia de emprendedores patrocinada por Intel y la Universidad de California en Berkeley. Dicen que últimamente, los jóvenes costarricenses nos están dando algunas lecciones a los más viejos, así es que confío en que quienes nos representen lo hagan con el coraje y la maestría que hemos visto en la selección juvenil de fútbol.
Cuando las ideas compiten y se transforman en bienes y servicios originales que van al mercado, cambian paulatinamente nuestro mundo. La innovación y el cambio tecnológico son, sin duda, las fuerzas que desencadenan el crecimiento económico a nivel organizacional, industrial y macroeconómico; en consecuencia, deben estimularse proporcionándoles un ambiente adecuado. Los emprendedores representan el elemento esencial en este proceso; las ideas necesitan emprendedores para sobrevivir y los emprendedores requieren ideas para florecer.
El emprendedor identifica, desarrolla y da vida a una visión. Esta puede ser una idea innovadora, una oportunidad o una forma más fácil o eficiente de hacer algo. El resultado final es la creación de una empresa, formada en condiciones de riesgo e incertidumbre. Dice Munroe, en su libro Silicon Valley: The Ecology of Innovation, que los emprendedores son revolucionarios, creativos, competitivos, capaces de arriesgarse. Estiman que la velocidad para acercarse y conquistar un mercado son críticas; quieren reconocimiento económico, pero también buscan influencia y respeto; en fin, son personas que trabajan mucho, pero la mayor parte de su esfuerzo lo concentran en crear redes de administradores, inversores, proveedores y clientes potenciales, con quienes comparten ideas, estrategias de negocios, conocimiento y experiencia, comentarios y crítica. Todos esos actores del proceso de innovación aportan algo para su crecimiento como empresario.
Formar emprendedores es el nuevo reto de la universidad actual. En los países de mayor desarrollo, las universidades están desarrollando programas de especialización secundaria en emprendimiento, que está abierto para estudiantes de pregrado a través de todas las disciplinas de estudio. La especialización está diseñada para el empoderamiento de los estudiantes en técnicas básicas de emprendimiento, buen juicio en los negocios y una fuerte determinación para hacerlos crecer. Así, sobre la base de nuevas perspectivas y posibilidades, los estudiantes desarrollan una mentalidad emprendedora y aprenden que las ideas que parecen sueños pueden moldearse y realizarse. En palabras de los propios estudiantes, es una experiencia de cambio en su formación.
Los participantes aprenden que el emprendimiento no es solamente iniciar un negocio, sino que es toda una forma de pensamiento y actitud; es tomar ventaja de las oportunidades que brinda el cambio. Al trabajar con compañeros de diferentes escuelas y disciplinas, los estudiantes se benefician con el intercambio de ideas y opiniones.
Gracias Intel, por traer a Costa Rica esa cultura de innovación y emprendimiento, por compartirla con nuestros jóvenes y por formar alianzas con nuestras casas de enseñanza para diseminar esa semilla. Gracias también al Instituto Tecnológico de Costa Rica por participar en este esfuerzo y por promover la innovación y el emprendedurismo a través de la primera incubadora universitaria que se fundó en el país.
Mi sincera felicitación a todos los jóvenes emprendedores que nos acompañan esta mañana. Gracias por demostrar que con voluntad y determinación es posible hacer las cosas; gracias por decir sí al crecimiento personal, sí al futuro y sí al país. Hoy Intel premia su esfuerzo, pero con ello también les entrega una gran responsabilidad, porque dondequiera que vayan, deben recordar que son los mensajeros de este pequeño país. A través de ustedes seremos calificados; ustedes abrirán o cerrarán puertas. Confío en que honrarán con dignidad este compromiso y marcarán la senda, para que otros jóvenes venzan el miedo y sigan su ejemplo.


Luis Angulo, Gerardo Villalobos y Jorge Angulo, finalistas con el proyecto "The Key to Successful Strategic Positioning The Mobile Technology in the Food & Beverage Industry"

Kathryn Jones, Kenneth Cascante y Esteban Valerio, obtuvieron la mención de honor por el proyecto "Master Med" cuyo objetivo es brindar información de los medicamentos que consumen las personas a los profesionales en salud, y así evitar reacciones adversas en los pacientes.

Byron Esquivel, Liz Corella, Victor González, Victoria Hernández, Catherine Mayorga y José Villalobos, estudiantes de Dirección de Empresas e Ingeniería Industrial que llegaron a la final por su proyecto "1,2,3 Print" cuyo objetivo es facilitar las impresiones digitales.

Momento en que la Ministra Dra. Eugenia Flores, entregó el reconocimiento a David García, como ganador de Desafío Intel.

David García, ganador de Desafío Intel, Dra. Eugenia Flores, Ministra del MICIT y Karla Blanco, Gerente de Asuntos Corporativos de Intel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada