martes, 20 de abril de 2010

PREMIOS DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA PARA PROCESOS INNOVADORES

• En una lucida ceremonia, en el Teatro Nacional, este lunes fueron entregados los premios de Ciencia y de Tecnología.

San José, 19 de abril, 2009.
El premio nacional “Clodomiro Picado Twight 2009” fue otorgado al geólogo e investigador, Dr. Esteban Gazel Dondi, y al Coordinador de la División de Producción del Instituto Clodomiro Picado, Doctor Guillermo León Montero, obtuvieron los Premios Nacionales de Ciencia y Tecnología “Clodomiro Picado Twight 2009”, respectivamente.

Así lo reconoció la Ministra de Ciencia y Tecnología, Dra. Eugenia Flores, durante la ceremonia de premiación realizada este lunes por la noche en el Teatro Nacional.

“Procesos innovadores, hacen que el Dr. Esteban Gazel y el Dr. Guillermo León, sean los merecedores de los Premios Nacionales de Ciencia y Tecnología Clodomiro Picado Twight 2009. Ambos costarricenses han trabajado arduamente por la ciencia, tecnología e innovación en el país”, destacó la Ministra Dra. Eugenia Flores.

Después de analizados todos los trabajos, se declaró en forma unánime, al Doctor Esteban Gazel Dondi como merecedor del Premio Nacional de Ciencia “Clodomiro Picado Twight- 2009”. El Jurado denominó al conjunto de investigaciones presentadas por el Dr. Gazel, como “La huella geoquímica del punto caliente de las Islas Galápagos en el sur de Centroamérica”. Dichos trabajos han dado aportes a la geoquímica y geología de Costa Rica y Centroamérica; además, han sido publicados en revistas científicas internacionales de renombre.

En la rama de Tecnología, también de forma unánime, el Jurado decidió otorgar la distinción al Doctor Guillermo León Montero, investigador del Instituto Clodomiro Picado, teniendo en cuenta la calidad y originalidad de los trabajos, su continuidad y consistencia, así como los beneficios para la salud pública nacional e internacional y otros alcances derivados, en el ámbito del desarrollo tecnológico de sueros antiofídicos, y de la mejora de los procesos de su producción y de su calidad, conservación y aplicabilidad.

El Premio Nacional de Ciencia y Tecnología se entregó por primera vez en 1976, y desde entonces permite reconocer los aportes que en estas dos áreas realizan ciudadanos costarricenses.

Los concursantes premiados se hicieron acreedores de una estatuilla conmemorativa, un pergamino y un premio en efectivo equivalente a diez salarios base de un Profesional III de la Administración Pública, patrocinados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

****************************************
Si requiere mayor información puede comunicarse con Antonieta Corrales o Katherine Gutiérrez, de la Oficina de Comunicación del MICIT al 2248-1515 ext. 121



La Ministra Eugenia Flores junto al premiado Esteban Gazel.


Momento en que la Ministra Flores emite su discurso.

__________________________

DISCURSO PREMIO CLODOMIRO PICADO TWIGHT 2009.
Dra. Eugenia M. Flores
Ministra de Ciencia y Tecnología


1. Sra. Ministra de Ciencia y Tecnología, Dra. Eugenia Flores Vindas
2. Sra. Ministra de Cultura y Juventud, Dra. María Elena Carballo Castegnaro
3. Directora de Cultura, Sra. Adriana Collado Chávez.
4. Sres. Galardonados
5. Autoridades políticas y académicas
6. Invitados especiales

Distinguida audiencia que nos honra con su presencia esta noche de gala, en que honramos a representantes de la meritocracia científica y cultural de nuestro país.

De las grandes figuras que encontramos en la historia de la ciencia y la tecnología nacional, siempre me ha entusiasmado Clodomiro Picado, no solo por la magnitud de su legado científico, sino por su capacidad de comunicarse y compartir con la gente. Me impresiona su sensibilidad social. A Clodomiro Picado le gustaba la gente; se sentía tan bien en un foro científico, como departiendo con trabajadores en un patio de beneficio, mientras estudiaba las mieles del café.

De la historia científica universal, me impresiona Albert Einstein, el científico más grande de todos los tiempos, quien definiéndose a sí mismo dijo: “No soy especialmente dotado, solo soy apasionadamente curioso”. Einstein no se vanagloria en medio de su grandeza; estimula a seguir un sendero de humildad, generosidad, responsabilidad, sinceridad y honorabilidad. Decía José Figueres Ferrer que “para qué tractores sin violines”; yo me pregunto, ¿para qué conocimiento sin sensibilidad y calidad humana?

De la historia tecnológica reciente, conquista mi simpatía Steve Jobs, porque comparto mucho de su filosofía de vivir. En su discurso inaugural en la Universidad de Stanford, en el año 2005, mostró como los hechos y vivencias a lo largo de la vida inciden en el futuro y, cómo las personas pueden, con voluntad y determinación, alcanzar sus metas, sin importar su origen. Hijo de una estudiante graduada soltera, fue dado en adopción en medio de muchas dificultades, abandonó la universidad, pero asistió a cursos como caligrafía, simplemente porque la encontraba bella, histórica y artística. A los 20 años, diseñó la primera Macintosh en el garaje de sus padres y su conocimiento caligráfico le permitió diseñar la computadora con la tipografía más bella utilizada hasta la fecha. La moraleja es que nunca se sabe cuándo lo que se aprende será útil, ni para qué propósito.

“Soy afortunado”, dijo más adelante, “porque encontré lo que me gustaba hacer, muy temprano en mi vida”. Junto con su socio Woz logró, en 10 años, que la compañía Apple alcanzara un valor de dos billones de dólares y ofreciera empleo a 4000 empleados. Entonces, sucedió lo inesperado: fue despedido, pero incapaz de renunciar a sus sueños, empezó de nuevo y creó las compañías Next y Pixar. Poco después, la Apple se vio obligada a comprar Next y Jobs fue reinstalado. La tecnología desarrollada por Next, es la que permitió el renacimiento de Apple. Sin duda, la creatividad y perseverancia son características de Steven Jobs y las llevará donde vaya; la compañía Apple era solo uno de sus productos. Por ello, igual que Jobs, pienso que para tener éxito es preciso sentir placer por lo que se hace y que las situaciones adversas y los contratiempos, son solo experiencias que abren una gama de oportunidades para crecer y desarrollarse personal y profesionalmente.

Por último, en un siglo eminentemente tecnológico, la democratización y socialización de la ciencia y la tecnología son impostergables. Estas no pueden quedarse en una torre de marfil para conocimiento y disfrute de unos pocos. Los centros comunitarios inteligentes fueron la respuesta de la Admministración Arias, a la necesidad de familiarizar a los costarricenses con estas. Nos congratulamos de ello, porque esos centros llegaron para quedarse.

Este año los ganadores de los premios Clodomiro Picado en Ciencia y en Tecnología, son jóvenes promesas que inician sus carreras llenos de ilusión y entusiasmo. Tendrán alegrías y halagos, pero también contratiempos y quizá momentos de incertidumbre. Deberán tomar decisiones y decidir su destino. Con la madurez que dan los años, les invito a recorrer su senda emulando el ejemplo de sensibilidad social que caracterizó a Clodomiro Picado; a imitar a Einstein en su insaciable búsqueda de conocimiento, en su humildad, generosidad, responsabilidad, sinceridad y honorabilidad. AJobs, en su determinación por concretar sus sueños, su avidez por el conocimiento y su filosofía de no envanecerse ni conferirse demasiada importancia a sí mismo. Al final, como dijo Newton, “lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.

El galardón que hoy les entregamos es un reconocimiento a su trayectoria personal y profesional, pero también un compromiso de servir a sus semejantes y de ayudar a construir un país mejor, construyendo y diseminando conocimiento. Hoy se convierten en modelos para la juventud costarricense, inquieta, llena de ilusiones, de sueños y ávida de concretar nuevas metas. Hoy se integran al grupo de mensajeros de Clodomiro Picado Twight, que tienen como objetivo contribuir al bienestar y libre desarrollo del talento de los jóvenes costarricenses, y al crecimiento de la ciencia universal.

Este año, el ganador del Premio Clodomiro Picado Twight en Ciencia es el Dr. Esteban Gazel Dondi, géologo; el Premio Clodomiro Picado Twight en Tecnología se otorga al Dr. Guillermo León Montero, microbiólogo e inmunólogo, investigador del Instituto Clodomiro Picado Twight. Al Doctor Gazel Dondi se le confiere el galardón en ciencia, por el conjunto de investigaciones sobre la “La huella geoquímica del punto caliente de las Islas Galápagos en el sur de Centroamérica”. Dichos trabajos aportan conocimiento a la geoquímica y geología de Costa Rica y Centroamérica.

El Doctor León Montero, se hace acreedor al premio de tecnología, gracias a la calidad y originalidad de los trabajos en inmunología, al desarrollo de sueros antiofídicos, al mejoramiento de los procesos de producción, y a los beneficios para la salud pública que se derivan de ellos.

Gracias Doctores Gazel y León, por el privilegio de permitirnos compartir con ustedes este instante, en unión de familiares y amigos. En nombre del Ministerio de Ciencia y Tecnología y en el mío, les extiendo la más calurosa felicitación por sus logros, por su aporte al país y a la ciencia universal. Que el futuro les sea propicio y que su ejemplo estimule a nuestros jóvenes a seguir sus pasos en el desarrollo de la ciencia y tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada